Los primeros (y veloces) casamientos montevideanos.
  No pasaron cinco meses de fundado Montevideo, cuando se efectúa aquí el primer casamiento de que se tiene noticia.
En el día 12 de Noviembre de 1726 había llegado a nuestro puerto el velero "Nuestra Señora de La Encina", con sus ciento y pocos pobladores canarios que venían a establecerse en la nueva ciudad, y ya en enero del año siguiente, después de un noviazgo, por lo que se ve, fulminante para la época se presentan a casarse los primeros contrayentes, Luis de Sosa Mascareño de 26 años y Leonor de Morales, de 19.
El primero es chileno, natural de la ciudad de Concepción, soldado que formaba parte de la Companñía de Caballeros apostada en Montevideo bajo el mando del capitán Frutos de Palafox Carmona, y la novia una joven que acababa de arribar de las Islas Canarias con el nucleo de primeros pobladores.
No se poseen elementos fundados para explicar la velocidad supersónica de este noviazgo.
Parece inevitable pensar en el incentivo material que suponía por entonces adquirir título de poblador estable de la nueva ciudad, con familia legalmente constituida.
Ello aparejaba toda una serie de beneficios nada desdeñables, que en mas de un caso sirvieron para cimentar la fortuna de varios de los primeros hogares montevideanos, como ya quedo dicho.
No es que deba desestimarse la urgencia sentimental para explicar la prontitud con que se formalizó este primer casamiento, pero parece significativo que él no haya sido el único, sino el primero de una serie de uniones, todas igualmente presurosas, que se efectuaron casi en serie entre enero y febrero del 27.
Así Domingo Gonzalez de Ortega, oriundo de Buenos Aires, de 28 años, se casó con otra canaria, también de 28, Isabel Francisca Gonzalez.
Y Ramón Sotelo, ex-soldado de la Compañía de Voluntarios, de 27 años, se casó con María Gonzalez Barroso, de 24, también canaria.
Al que se suma otro casamiento en el mismo mes de febrero, de un soldado bonaerense con una canaria recién llegada: Francisco Gonzalez Prieto, de 40 años, nacido en Extremadura, España, con Catalina Perez, de 28.
Y esta nómina de apresurados, tampoco se cierra en ese febrero: aquel primer Montevideo, seguirá generando otros cuantos matrimonios veloces.

"Boulevard Sarandí" de Milton Schinca.
(Los días de la fundación y la colonia - 1726-1805)
Anécdotas, gentes, sucesos del pasado montevideano.

envíenos sus
críticas por