La primitiva Aduana

  Por los años 1779 a 80 se construyó el edificio de la primitiva Aduana de Montevideo en donde forman hoy esquina las calles Piedras e Ituzaingó, y del cual aún subsiste una parte frente al norte en la calle de las Piedras.
La portada principal miraba al norte, teniendo otra puerta de salida al este.

Las oficinas estaban a la izquierda de la entrada, donde todavía se ven las viejas ventanas con su antiguo enrejado.
Al frente, el espacioso patio cuyo fondo venía a quedar próximamente donde se halla el Teatro Cibils.

Ese viejo, pero sólido edificio sirvió de Aduana hasta el tiempo de los portugueses.
Después se "dió de baja", mudándose la Aduana al antiguo Barracón de la Marina, inmediato a San Francisco, previas las reformas consiguientes para el servicio a que se destinaba.

Esa fué nuestra aduana hasta el año 52 en que se construyó la valiosa Aduana Nueva, que es en la actualidad una de las obras que reflejan el progreso de Montevideo.


Montevideo Antiguo
Isidoro de María
Montevideo - 1901


envíenos sus
críticas por