25 DE AGOSTO DE 1825.
  Los Treinta y Tres Orientales, nombre por el que han pasado a ser conocidos los miembros del grupo de patriotas al mando de Juan Antonio Lavalleja, llevaron a cabo una expedición, en 1825, a la Banda Oriental para sublevar al país contra la dominación brasileña.
El grupo estaba formado por 33 militares uruguayos, y fue creado en Buenos Aires con la colaboración del político y militar argentino Manuel Dorrego así como de los liberales brasileños exiliados tras la coronación del emperador Pedro I. Contaron también con el apoyo de un batallón acantonado en Montevideo y del general José Fructuoso Rivera, enviado contra ellos por Brasil.
El 15 de abril de 1825 embarcaron en la costa argentina de San Isidro y, tras cruzar el río Uruguay, desembarcaron en la playa de la Agraciada cuatro días después, el 19 de abril, alzando a los campesinos contra la dominación brasileña, lo cual permitió poner sitio a Montevideo en el mes de mayo.
Su triunfo fue confirmado por el Congreso de La Florida, que en el mes de junio reconocía la jefatura militar de Lavalleja y le ponía al frente de un gobierno provisional.
La oposición de las provincias orientales a formar parte del Imperio de Brasil fue confirmada por la Asamblea el 25 de agosto siguiente, fecha en la que se declaró la independencia de la Banda Oriental y su adhesión a las Provincias Unidas del Río de la Plata.
Tras las victorias uruguayas de Rincón, el 24 de septiembre, y de Sarandí, el 12 de octubre, Argentina reconoció la anexión el 24 de octubre de 1825.
EL 25 de agosto de 1825 se declaró en la Sala de Representantes de la Florida, ante todas las naciones del mundo, la absoluta independencia de nuestro territorio, de todo yugo y poder extranjero, a la vez que ese mismo día, la histórica Asamblea, que había sido convocada por el Gobierno provisorio -- el poder político instalado a instancias del poder militar regido por Lavalleja -- presidida por Juan Francisco de Larrobla, decretó la incorporación de la República a la convulsionada nacionalidad que entonces se distinguía con el nombre de Provincias Unidas del Río de la Plata.

Julio Pavanetti


envíenos sus
críticas por