Hombre de voluntá

- Hombre que supo ser servicial pa' todo, aura que dice, Secundario Brete, el menor de los Brete, sin contar al padre.

Un crestiano, Secundario, que un suponer lo veía a usté sacando tabaco tabaco y se le venía corriendo con los fóforo en la mano, y no se le despegaba hasta que no se lo dejaba prendido.
Si veía que el pucho se le estaba despegando, ni le pedía permiso, se lo sababa e' la boca, le pegaba un lenguetazo a la hojilla y se lo colocaba otra vez. Solía preguntar antes si lo quería en el mismo sitio, al medio o en el otro rincón, pa' evitarle el trabajo de andarlo cambiando.

Una tremendidá de servicial, Secundario Brete !
Él no podía ver botón que se estuviera cayendo, ni pilcha con trabones, que allá diba corriendo a las casas por hilo y aguja.

Con el que supo tener una cuestión medio fiera fue con Domicilio Molar.
Resulta que una guelta, Domicilio estaba agachau juntando hormigas (que era como manía que tenía), y va Secundario y le ve, justo en la parte de atrás de la bombacha, flor de trabón.
Lo tenía desde una vez que lo sacaron calzau con un cuchillo, y corrió a toda veocidá con las espuelas puestas.

Fue verlo secundario y salir pa' las casas y volver con los chismes pa' la costura. Demientras el orto seguía juntando hormigas, (de las chiquitas coloradas, que había en pila), Secundario le iba metiendo hilo que era una cosa prolija.

Estaba en lo mejor cuando ve que Trotelargo Nemes diba a a montar a caballo en pelo. Servicial como era, dejó la costura por la mitá y salió a la disparada, a tenerle el pingo y hacerle estribo pa' que se ahorrara el salto.No había terminau de ayudar a montar, cuando mira así y ve pasar una tropa. Corri pa' dar una mano a los troperos, ya fuera pa' chiflarle a los animales, hacer de perro o arreglar algn tiento.

Pero, siempre alerta, ve a Domicilio Molar que diba a dentrar al boliche El Resorte . dejó el vacaje y corrió pa' abrirle la puerta y saludar a los presentes.
Domicilio diba a pedir una botella, pa' guardar las hormigas, pero Secundario le arrimó un banquito y losentó.
Al sentarse, Domicilio pegó un grito y bruto salto (queSecundario lo calzó de abajo pa' que saltara mejor) y tironiando entre todos le sacaron la aguja.

Si sería servicial secundrio Brete, que cada vez queDomicilio Molar levantaba el brazo pa' darle con el rebenque él lo ayudaba a bajar. Era de lo que ya no queda!