LA VENGANZA

Hombre fiero pa' la cuestión de la venganza, aura que dice, Crisantemo Lilo, el casau con Amapola Ramos.
Una guelta en el boliche El Resorte, el hombre oyó comentar que la mujer estaba medio relacionada con un dentista nuevo que supo caer por el pago.
Que al dentista le decían El Gobierno, porue era más lo que sacaba que lo que arreglaba.

Va Crisantemo y se entera del chisme y de que la mujer lo llevaba a cuentos.
- Me esta trabajando el nervio - le decía.
Manso, Crisantemo se puso a cavilar la cuestión de la venganza, hasta que en una tarde se envolvió la cara en un trapo blanco y marchó pa' lo del dentista.
- Uste es el sacamuela ?
- Satamente.
- Vengo pa' que me revise, porque ando con un dolorque no hay quien duerma ni nada.
El dentista lo hizo pasar, lo hizo sentar y le hio abrir la boca.
- Abra.
Crisantemo abrió y con un dedo señaló la muela de más atrás.
Va el dentista y se asoma y dipués mete la mano pa tentar y va Crisantemo y cierra la boca.

Pegó un alarido aquel individuo que hubo gente que suspendió lo que estaba haciendo pa' escuchar.
Crisantemo no largaba y el dentista salió a la disparada pa' la calle, enderezó con rumbo al molino, dobló pal lau de la plaza y Crisantemo prendido a la mano con los dientes.
El dentista pegó el viraje frente a los ucalitos, se metió en un rancho, salió por los fondos, pisó una gallina (batarasa, clueca, linda gallina), trepó un alambrado y con Crisantemo prendido pasó frente a la comisaría, dentró a la iglesia, dió una vuelta así por los altares sin atinar a pwersignarse, el cura los corrió con una escoba, ganaron de nuevo la calle, salieron campo abierto y al verlos pasar por el boliche El Resorte, el tape Olmedo comentó en la puerta:

- pero fíjese si tendrá dentadura brava ese crestiano, que el dentista lo lleva de tiro y no se la puede sacar.
- Raices encadenadas, es lo que tiene.
Crisantemo lo vino a largar pasando la portera de los Urrusmendis.
Después, mientras hacía buches de grapa, comentaba:
- ese dentista nunca me gustó, pero a lo que le metí dientes, menos.
Dulce y tiernito lo hallé !