Pa'mí, la cosa está entre Tabaré y Vázquez

Asunto serio fue cuando cayó al boliche El Resorte un mamau preguntando si era mejor votar por Tabaré, o votar por Vázquez.
-Es la misma cosa.
-La misma no puede ser, porque una cosa es una cosa, y otra cosa es diferente.
Si en un árbol no hay dos hojas iguales, mal me puede decir usté que Vázquez es igual a Tabaré, porque con ese criterio Rubicundo es igual a Butifarro, y cualquier abombáu sabe que Butifarro es cuñau de Catafalco, y que no tiene nada que ver con Rubicundo, porque Rubicundo otra cosa no será, pero tiene eso, que si usté un suponer lo invita con tabaco, él sale diciendo que dejó de fumar, cosa que es cierta pero no tiene por qué decirlo en ese tono, como si el otro, que fuma, fuera un quién sabe qué, y ésas son cosas que no le caen bien a nadie, y menos si justo está con la mujer, porque la mujer es muy de fijarse.

-Perdonando la pregunta, ¿usté a quién quiere votar?
-El voto es secreto.
-Secretos en reunión, es falta de educación.
-Pa mí, la cosa está entre Tabaré y Vázquez.
-Hay otro.
-Me dijeron que eran dos, Tabaré y Vázquez.
Si son tres ya me la complica, porque yo salí a mi papá, que no queda bien que yo lo diga pero era una desgracia de hombre, un indeciso que si le daban a elegir entre chorizo y morcilla lo resolvía en poco rato, por la diferencia de colores, pero si le agregaba chinchulín, pa elegir era una tremendidá y se pasaba los días, lo mismo que abuelita, que está como ida y hablando sola porque ella se guiaba por los colores, y ahora resulta que Batlle es blanco.

-Le conviene hablar con su abuelita, y explicarle.
-Pa mí, por lo que tengo en conocimiento, la cosa está entre Tabaré y Vázquez.
-A Tabaré y Vázquez sáquele la "y".
-No llevan "y". El que lleva "y", es Aleluyo, pero no se tira.
Mientras en el mostrador seguía la conversa, la Duvija le ponía unas cintitas de colores al barcino, y cantaba como pa ella: "Si alguien me tira una flor, yo la pinto de celeste..."