PROLIJO PARA LAS ARMAS

- Hombre loco por la caza, aura que dice, el Catastrófico Sorbona.
Muy bichero aquel crestiano !
Tanto le cazaba con escopeta, como con boleadora.
Se había hecho una con dos lisas y una rayadadel clú de bochas Arrimale con Ternura y boliando era un lujo.
Una guelta diba por el campo con Revisto Humito, cuando ven una avestruz pastoriando unos bulones.

Bicho desconfiado y ligero , salió a la disparada
Catastrófico revolió las tres marías, zumbaron en el aire como mangangá en la oreja, las tiró y ñácate !
- Cazó el avestruz !
- Mas bien le reventó la cabeza de un bolazo a Revisto Humito.
Cuando Revito se recordó le quiso peliar, le salió con queno tenía que darle importancia, que son bolas que se corren.

Estaban en eso cuando levanta vuelo una perdiz.
Catastrófico oyó el chiflido y pegó el grito:
- esa es mía y no se va !
Hombre prolijo pa' las armas, a lo que vió la perdizagarró la escopeta y le pasó una franela, le aceitó el garillo, le pasó un alambre con estopa por el caño, se lo sopló, se limpió las vistas con un pañuelo, puso un pie adelante y otro atrás, pidió que naides se le atravesara porque a las armas las carga el diablo, se acomodó la escopeta en el hombro, cerró un ojo y cuando le fue a tirar, a la perdiz ya se la habían comido con repollo unos cazadores que andaban por la zona.

Un poco lerdo, si, pero prolijo para las armas y de buena puntería.
Como sería que una guelta llevó a la Duvija pa' que le cebara mate por el camino, porque era china baquiana pa' cebar entre los terrones sin que se le chorriara, y en una va ella y mete la pata en un hormiguero.
A los gritos, la pobre.
Catastrófico le dijo que no se asustara, que calzara el talón en un hilo del alambrado y preparó la escopeta.
Tomó distancia, apuntó a la pata le descargó un cartucho y se la dejó limpita.
Un chumbo pa' cada hormiga y a cantar a otro tablado.